Inicio » Caquetá » Fe en Colombia, sigue creciendo en Caquetá

Fe en Colombia, sigue creciendo en Caquetá



Con la activación del Batallón de Apoyo de Acción Integral y Desarrollo de la Sexta División del Ejército que se llevó a cabo el pasado 30 de agosto en Florencia Caquetá, empezó la correría por los sectores rurales del municipio de Morelia, del equipo de Fe en Colombia que está compuesto por 13 profesionales en ingeniería ambiental, agroecología, formulación de proyectos, trabajo social, gestión empresarial y comunicaciones, para identificar los productos con los que los campesinos caqueteños le están apostando a la legalidad para ser parte de la transformación social.

Por medio de este trabajo de campo se está avanzando con la población de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, para conocer sus necesidades más urgentes en la escuela y proyectar su formación académica a largo plazo, según lo afirmado por Sandra Calderón, gestora social del equipo, “para que los 58 menores que habitan en la vereda Bajo San gil se visualicen desde el bachillerato cursando una carrera profesional y asimilen la importancia de cuidar su cuerpo y sexualidad para que disfruten de un crecimiento integral”.

Durante esta visita se logró interactuar también con un grupo de 60 campesinos entre líderes y habitantes de esta misma vereda del municipio de Morelia Caquetá, que están trabajando con cultivos de plátano y producen alrededor de 20 toneladas mensuales de este alimento, indispensable en la canasta familiar de los colombianos, cuya comercialización, de acuerdo a lo comentado por Martín Mahecha miembro de la Asociación de Plataneros de Morelia.

Sin embargo, cabe destacar que el plátano se ha convertido en el producto bandera, al menos en esta región del departamento del Caquetá, para que la economía de las familias de las zonas rurales de este, mejore. Al respeto el equipo de Fe en Colombia iniciará en los próximos días varias visitas técnicas, con monitoreo y diagnóstico de los cultivos de plátano, así como capacitaciones a los campesinos productores para que ellos mismos puedan identificar enfermedades en sus cultivos que pongan en peligro su producción y sustento.