Inicio » Judicial » Golpe a tres organizaciones delincuenciales en Caquetá dedicadas al hurto en diferentes modalidades

Golpe a tres organizaciones delincuenciales en Caquetá dedicadas al hurto en diferentes modalidades



Durante la última semana, el CTI de la Fiscalía Seccional Caquetá y la Policía Nacional lograron la captura de siete personas que presuntamente estaban dedicadas al hurto a residencias, de celulares y de vehículos; estos últimos en muchas ocasiones mediante páginas web que ofrecen carros en venta.

En el primer caso, del grupo denominado Los Celucocos, fueron detenidas cinco personas. Gracias a la asociación de casos, el ente acusador evidenció que en la descripción de los hechos de varias denuncias, persistía la misma modalidad de hurto. Los sospechosos ingresaban a residencias y se llevaban elementos de valor, electrodomésticos, celulares, entre otros.

Los procesados al parecer se aprovechaban del factor oportunidad para cometer el delito en varios sectores de Florencia y posteriormente vendían lo hurtado a un tercero. Las cinco personas detenidas por este caso se encuentran a la espera de la audiencia de formulación de imputación por los delitos de concierto para delinquir, hurto calificado y agravado.

Otro grupo delictivo del cual el CTI capturó a uno de sus posibles integrantes es Los Romprevidrios, cuya zona de injerencia es la zona céntrica de la ciudad. Así como la agrupación Los Celucocos, esta estructura utilizaba el factor oportunidad. Se trata de Carlos Alberto Rodríguez, quien aceptó los cargos que la Fiscalía le imputó por el punible de hurto calificado y agravado. El ente acusador corrió traslado del escrito de acusación puesto que la audiencia se adelantó en el marco de la ley de procedimiento abreviado.

Finalmente, fue capturada Derly Fernanda Valbuena Morales por orden judicial, por estafa agravada en concurso con concierto para delinquir. Según la Fiscalía, la mujer hace parte de un grupo delictivo dedicado al hurto de vehículos, por medio de páginas de Internet. Su modus operandi consiste en comprar autos a nivel nacional pagándolos con cheques sin fondos, y posteriormente venderlos en departamentos distantes al lugar donde cometieron el punible.