Inicio » Educación » Uniamazonia presentó Estudio Colombia Rural Posconflicto

Uniamazonia presentó Estudio Colombia Rural Posconflicto



Tal y como estaba previsto La Oficina Asesora de Relaciones Interinstitucionales – OARI, La universidad de los Andes y el Observatorio Ambiental – OBSERVAM de la Universidad de la Amazonia, realizaron ante la comunidad caqueteña la Presentación del estudio “Colombia Rural Posconflicto”. Estos estudios se basan en un trabajo ejecutado en cuatro regiones históricamente atravesadas por el conflicto armado, con presencia histórica de las Farc y en las que hoy la Agencia para la Renovación del Territorio desarrolla programas con enfoque territorial.

Así estamos hablando de la zona denominada Macarena-Caguán que incluye municipios de Caquetá y Meta como: Cartagena del Chairá, Puerto Rico, San Vicente del Caguán, La Macarena, Mesetas, La Uribe, Puerto Rico y Vista Hermosa. Así como las zonas del Andén Pacífico, Bajo Cauca y Cordillera Central, donde se hicieron 1.391 entrevistas, cara a cara, un 75 por ciento de las cuales se efectuaron en zonas rurales.

El profesor Miguel García Sánchez director del observatorio de la Democracia de la Universidad de los Andes, dijo a la prensa en el Caquetá que “los encuestados arrojaron que el 93 por ciento vive en la zona rural, el 39 por ciento reporta haber terminado la secundaria y que 7 de cada 10 habitantes recibe ingresos por debajo del salario mínimo”.

“De este modo sus principales problemáticas están marcadas por una mala economía familiar y el pésimo estado de los caminos y vías a lo cual se suma, la presencia de las bandas criminales como grupo que representa una amenaza grande para su seguridad”, señaló, reiterando la pertinencia del apoyo inminente del estado para los pobladores de este territorio. El profesor Sánchez fue enfático en indicar que el proceso debe de enfrentar dos obstáculos por un lado la atención y recursos necesarios para cumplir los compromisos con los excombatientes de las Farc, los cuales tienen un menor apoyo, van a limitar el alcance de las acciones que benefician a toda la población de la región.

Por otro lado si las instituciones nacionales y los partidos políticos asumen el protagonismo de la implementación de los acuerdos, van a tener que enfrentar una menor tolerancia a los retrasos y las expectativas fallidas. Como alternativa para neutralizar en parte dicho escepticismo las instituciones encargadas tendrán el reto de involucrar a las instituciones comunitarias, las cuales cuentan con una mayor legitimidad entre los habitantes de Macarena –Caguán.